Categorías
coronavirus

¿MANOS DAÑADAS POR EL EXCESO DE HIGIENE?

Las autoridades sanitarias no se cansan de decirlo: lavarse las manos de forma correcta es una de las mejores maneras de protegernos.

Debemos lavarlas a conciencia con agua y jabón durante al menos 20 segundos (frotando ambos lados, entre los dedos y los espacios de las uñas) y, si no hay agua ni jabón, usar un desinfectante para manos con al menos un 60% de alcohol.

El uso repetido no solo de jabones, sino de detergentes y geles hidroalcohólicos, puede:
-Dañar las proteínas de la capa superior de nuestra epidermis, la capa superior de la piel, lo que compromete la barrera cutánea y, por tanto, el riesgo de infección.
-Causar cambios en las grasas de nuestra piel.
-Provocar eczema irritativo, una reacción inflamatoria de la piel que se caracteriza por descamación y picor.
-Las manos pueden volverse rojas, ásperas, escamosas, secas y con pequeños cortes.

En ocasiones puede sentirse una sensación de ardor o picazón, sobre todo en los dedos y en los nudillos.

CUIDADOS BÁSICOS:

Usar jabones no irritantes. Algunos jabones son muy perfumados y pueden causar irritación. Una forma de proteger la piel es optar por un jabón natural, o en formato aceite.
Secar bien las manos después de cada lavado, mejor con una toalla personal o papel de desechable para no tener que compartir toalla, nada recomendable durante estos días. Debe tenerse en cuenta, además, que los gérmenes se transfieren más fácilmente con las manos mojadas.
No aplicar directamente lociones, cremas o tintes para el cabello.
Usar guantes cuando limpiamos. Es una manera simple de protegernos de cualquier sustancia química y acceso al agua. Los guantes limitan aquí la exposición a productos agresivos.
Mantener bien hidratadas las manos, sobre todo si tenemos la piel seca, atópica o reactiva. Es importante evitar que queden restos de humedad entre los dedos. Las cremas hidratantes ayudan a reparar la piel externa dañada y bloquean la humedad en el interior. Pueden aplicarse repetidamente durante todo el día. También puede
utilizarse un tratamiento hidratante durante la noche si la piel está particularmente seca o dañada, aplicando una capa generosa de una hidratante espesa o mascarilla justo antes de acostarse y poniéndose un par de guantes de algodón limpios,
Mejor uñas cortas. Hay que evitar dejarlas largas. La razón es que se dificulta la higiene adecuada de las manos, e incluso debajo de las uñas puede ser un lugar de acúmulo del virus, que puede transmitirse con más facilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *