Conoce la diabetes de la mano de nuestro farmacéutico

prevención diabetes

A raíz del Día Mundial de la Diabetes hemos entrevistado a nuestro farmacéutico, Jose María Obeso y le hemos preguntado todo sobre la diabetes.

En las siguientes líneas podrás conocer un poco más sobre esta enfermedad y cuales son los mejores hábitos para poder llevar una vida sana. 

1. ¿Cómo explicar qué es la diabetes, más allá de una enfermedad relacionada con el azúcar?

El azúcar es la gasolina que nuestro cuerpo necesita para funcionar a diario, y ese azúcar lo transporta la insulina. Si no hay insulina o la insulina no funciona adecuadamente, aparece la enfermedad.
Por un lado, el cuerpo no tiene la energía necesaria para su rutina diaria, y por otro, ese azúcar no utilizado sobrecarga de trabajo a hígado y riñones para su eliminación, y aún así se acumula en diferentes tejidos causando muchos problemas.
Conviene aclarar que cuando hablamos de azúcar no nos referimos sólo al azúcar comoedulcorante, ni siquiera a los dulces. El azúcar es un producto que se forma también demuchos alimentos ricos en hidratos de carbono (pan, arroz, pasta, galletas, etc…)

         conoce más sobre la diabetes

2. ¿Qué problemas se asocian a esta enfermedad?

Principalmente es un factor muy importante para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, es decir, aumenta el riesgo de sufrir hipertensión, anginas, infartos, ictus o problemas vasculares o valvulares.
Además, como decía, se sobrecargan de trabajo el hígado y los riñones, con lo cual estos órganos van a deteriorarse más rápido y además el paciente estará más expuesto a infecciones e intoxicaciones, a alergias y otras enfermedades relacionadas.

Pero también el azúcar que no consiguen eliminar por esa sobrecarga, se va a acumular en diferentes tejidos, en el tejido ocular, o en la piel, o en el tejido nervioso, ocasionando problemas en la visión, heridas sobre todo en las manos y pies, y pérdida de sensibilidad en diversas partes del cuerpo.

3. ¿Pueden prevenirse o dependen sólo de lo agresiva que sea la diabetes?

Dependen de lo agresiva que sea la diabetes y de lo poco que la controle el paciente, pero también se pueden hacer muchas cosas para evitar el deterioro una vez alguien ha sido diagnosticado como diabético.
Por supuesto que lo primero es controlar los niveles de azúcar en sangre, podemos hablar de ello más adelante. Pero además deben hacerse revisiones periódicas en el oftalmólogo, dentista y cardiólogo, hidratar correctamente la piel, y aportar en cada momento los suplementos necesarios para tratar los problemas a medida que aparezcan.

4. Sabemos que se habla de Diabetes tipo 1 y tipo 2, pero no creo que mucha gente tenga tan clara la diferencia…

Hay personas que no son capaces de producir insulina, o simplemente la insulina que producen, desde jóvenes, no funciona. Estos son los del tipo 1.

En cambio, la diabetes tipo 2 implica que la insulina que en un principio se producía de forma adecuada y funcionaba correctamente, ha dejado de hacerlo. Se produce menos y no funciona como debería. Este tipo de diabetes nos lo estamos ganando a pulso por el estilo de vida que llevamos en nuestros días, el paciente es en gran medida responsable de ello.

5. ¿Hay más tipos de diabetes?

Sí, también se puede mencionar la diabetes gestacional. En el embarazo se puede desarrollar una especie de diabetes tipo 2 si la madre no controla adecuadamente su alimentación y su actividad física, por eso en el tercer trimestre de embarazo se hace una prueba a modo de prevención. Si no se controla, puede ocasionar problemas durante el embarazo tanto a la madre como al feto. Normalmente esta diabetes desaparece después del embarazo.
En cambio, unos padres que antes del embarazo se convirtieron en diabéticos tipo 2, sí que están incrementando las probabilidades de que su hijo desarrolle diabetes en un futuro.

infografía diabetes

6. ¿Has dicho que la diabetes tipo 2 nos la hemos ganado a pulso?

Sí, como digo, este tipo de diabetes se debe a la pérdida de eficacia de la insulina. Esta pérdida de eficacia está ocasionada por una alimentación inadecuada que favorece la acumulación de grasa, sumada a la falta de actividad física. La típica persona con “flotador” o “curva de la felicidad” tiene muchas opciones de ser pre-diabética y de no tratarse, convertirse en diabética del tipo 2.

7. ¿Puede curarse un diabético de este tipo?

Es complicado que un paciente cuya insulina ha perdido eficacia pueda revertir la situación, no creo. Pero en cambio, si se actúa antes sí.
Antes hablaba de prediabéticos, son los pacientes que aún no son diabéticos, pero tienen habitualmente unos valores altos de azúcar en sangre, los del “flotador”. Probablemente su insulina ya no funcione perfectamente, y en un primer momento, lo están supliendo produciendo más insulina. Si en ese punto el paciente se educa, y atiende a unas correctas pautas en cuanto a su alimentación y actividad física, ayudado por algunos complementos alimenticios, probablemente consiga detener, o al menos ralentizar, el proceso.

8. ¿Cuáles son los tratamientos habituales en este tipo de pacientes?

Cuando un paciente es diabético normalmente es necesario que se inyecte insulina y puede que incluso deba utilizar antidiabéticos orales en función a lo que le cueste regular us niveles de azúcar en sangre.
Cada vez se producen insulinas más eficaces y de una mayor variedad que permiten tratar de una forma más específica a cada paciente. En cambio, no siempre se debería prescribir la utilización de antidiabéticos orales como
primera opción.

cómo medir el azúcar en sangre

9. No pareces muy convencido del buen uso de los tratamientos orales…¿Por qué?

Sobre todo porque se utilizan con demasiada alegría en el tratamiento de individuos que aún no son diabéticos. Tener unos valores ligeramente altos de azúcar en sangre debería ser el indicador determinante para cambiar los hábitos de vida en vez de para empezar a medicar a una persona.
Digo esto porque el uso de antidiabéticos va a bajar el nivel de azúcar pero de una forma ficticia, no por mérito del paciente. Si bien en un primer momento se van a retrasar los primeros daños de una diabetes incipientes, a la larga no se consigue otra cosa que acelerar el proceso, ya que harán que la insulina producida por el “enfermo” vaya perdiendo aún más eficacia y además se acentuará el daño hepático al metabolizar estos medicamentos.

10. Entonces, ¿qué deberían hacer los considerados prediabéticos?

Considero que la actuación acertada sería hacer entender al individuo que no está yendo por buen camino, enseñarle qué y cómo debe comer y darle unas pautas para que pueda desarrollar una actividad física saludable.
Si aun así no se consigue un control de la enfermedad, pueden utilizarse ciertos complementos minerales… que facilitarán el proceso sin causar los daños que la medicación sí produce, y sólo en último extremo se debería utilizar.

11. ¿En qué consiste el programa de prevención que estáis desarrollando en vuestra farmacia estos días?

Apoyándonos en determinados test, en la medida de glucosa en sangre y sobre todo en el de la hemoglobina glicosilada, queremos contribuir a detectar esos individuos que pueden tener un riesgo de desarrollo de la enfermedad, y por supuesto, los que ya la padecen y no
lo saben. Sólo así podemos dar un consejo personalizado para evitar el avance de la enfermedad y todos los problemas asociados.

12. ¿Puedes aportar algún ejemplo de las pautas de alimentación de las que hablas?

 Es importante conocer el significado del índice glucémico, que es la rapidez con la que un alimento o una comida va a liberar su contenido de azúcar en sangre. Si la liberación de azúcar es rápida y elevada, el problema será mayor que si se produce de forma más lenta. Sabemos que los diabéticos deben prestar cuidado a patatas, pasta o arroz, y también al pan, pero si estos alimentos se combinan con carne o pescado, frutas o verduras y aceite de oliva  en la misma comida, la tolerancia del paciente va a ser mucho mejor. No es lo mismo tomar un plato de arroz con tomate para comer, que una paella completa con carne y verduras, o un plato de patatas cocidas, que una ensalada campera aliñada con AOVE, al igual que no es lo mismo tomar cualquier dulce que chocolate con más de 70% de
cacao.

13. ¿Con qué mensaje te gustaría que se quedasen nuestros oyentes?

Me gustaría que todo el mundo tomase conciencia de que la diabetes normalmente no es una enfermedad que estemos destinados a sufrir, sino que el mal estilo de vida favorece su desarrollo. Por eso es importante participar en las campañas de prevención y no dejarse llevar por tratamientos a priori sencillos, como los antidiabéticos orales que a la larga no solucionan el problema, sino mejorar el estilo de vida para no ser rehenes de una enfermedad toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *